<<< Volver

Positivizando el entrenamiento

15-10-2013 · Xavi Mendez

Preparar cualquier prueba deportiva suele suponer esfuerzo.

Durante mucho tiempo he escuchado en conversaciones con clientes, amigos, compañeros, explicar su experiencia de cómo encaraban el entrenamiento.
Curiosamente un par de verbos han sido común denominador de varias de esas conversaciones. Me han hecho pensar mucho, tanto como para escribir este post.

Las palabras que componen nuestro lenguaje, con las que nos expresamos y comunicamos son las que dan la orientación a nuestras acciones finales, previo a cómo hayamos formulado nuestras ideas. Brain and exercise

Hace algún tiempo decidí cambiar la forma de expresarme. No puedo cambiar el significado de las palabras, sí la forma de componer las oraciones en mi fuero interno.

Cada día intento practicar más, pensar de forma positiva. Esto me ayuda a acercarme a los objetivos que quiero conseguir, los defino y voy a buscarlos concentrándome sólo en ellos.

Un ejemplo de perogrullo es pensar en ir a correr, si sólo pienso en correr, es muy difícil que mi mente piense en parar, mientras que si salgo a correr con el pensamiento de “no tengo que parar” ese no, va a condicionar mi entrenamiento.

Prueba esto, dile a alguien que no piense en un vaso de agua, posiblemente incluso ahora tú estés pensando en el vaso de agua. El no marcará la dirección de tu acción final.

Este ejemplo me sirve para mostrar la fuerza que tienen las palabras para alejarnos o acercarnos con la mayor armonía a conseguir nuestros objetivos. Por eso presté atención a los dos verbos que se repetían en las conversaciones que eran robar y sacar. Son verbos que se usan para explicar cómo conseguimos el tiempo para entrenar.

¿Te suenan las frases? he robado tiempo al sueño, a la familia, saco el tiempo de donde no lo hay y algunas más.

En definitiva nos dirigimos al entrenamiento formando frases construidas con verbos con connotaciones negativas. Una de las acepciones del verbo robar habla de apropiarse de algo ajeno contra la voluntad del dueño, y de sacar, poner a algo o alguien fuera del lugar o condición en el que estaba.

Sin darnos cuenta nos dirigimos al entrenamiento mediante una acción transgresora y me he preguntado cómo poder formar frases positivas que me lleven a lo que quiero conseguir, en este caso a entrenar pero sin robar o sacar nada a nadie incluyéndote a ti mismo.

Mi conclusión es que podemos cambiar los verbos por otros que sumen al entreno, por ejemplo formulándonos preguntas ¿Quiero cambiar horas de sueño para entrenar y recuperarlas más tarde? (tendrás que especificar cuándo)

Si contestas que sí, estás generando compromiso contigo, dando la gran importancia que tiene el descanso, parte básica para la recuperación. La misma formula sirve para la familia, la alimentación o a quien se le esté robando o sacando el tiempo.

La respuesta positiva da equilibrio al entrenamiento y nadie ni nada sentirá que se le roba o saca tu presencia.

Si te apetece haz la prueba y me cuentas qué tal.

Xavi Méndez
Artículo publicado en el blog xmentrainer.es

*Las opiniones expresadas por colaboradores externos no reflejan necesariamente las de la productora. Padi Productions no es responsable del contenido publicado en pàginas web ajenas y enlaces externos.

Etiquetas: , , , , , , ,