<<< Volver

Tarta crujiente de melocotón

Receta de Sara Gibbings

Las tartas crujientes son un postre fantástico. Son fáciles, baratas y se pueden hacer con frutas de verano o de invierno; se pueden comer frías o calientes; con helado, con yogur griego o incluso con nata montada.

Mis favoritas son la de ruibarbo con crema caliente ideal para una noche fría de Navidad mientras me acurruco junto a la chimenea, y la de melocotón que es perfecta para el verano. Ésta se come directamente de la nevera, si es posible en la terraza y acompañada de un gran vaso de té helado o de agua con gas con un poco de limón y bien fría.


Peach crumble Tarta crujiente de melocotón

Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 35 minutos
Con estos ingredientes se puede preparar una tarta grande o dos pequeñas.

Para el relleno
6 melocotones grandes, lavados y cortados a trocitos (hay quién los pela pero yo soy demasiado perezosa para eso)
3 cucharadas de postre de margarina o mantequilla sin sal
2 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de azúcar blanco
Un pellizco de sal
Un pellizco de nuez moscada
2 cucharadas de harina

Para el crujiente
1 taza de harina
6 cucharadas de margarina fría o mantequilla sin sal
1 cucharada de levadura
Un pellizco de sal
3 cucharadas de azucar moreno
3 cucharadas de azucar blanco


1. Precalentar en horno a 375 grados.

2. Para la cobertura crujiente – en un bol grande mezclar la harina, sal y levadura.

3. Añadir 6 cucharadas de margarina fría a dados.

4. Mezclar la mantequilla con la mezcla de harían con los dedos hasta que parezca pan rallado o harina de avena. No os preocupéis, primero se pega a los dedos pero a medida que se va trabajando con los dedos se desprende.

5. Añadir azúcar, el moreno y el blanco, y mezclarlos con los dedos.

6. Meter el bol en el congelador.

7. Para el relleno – en una sartén derretir la margarina.

8. Mientras se va derritiendo mezclar en un bol la harina, la sal y la nuez moscada.

9. Añadir el melocotón a rodajas a la mezcla y cubrirlo con la masa anterior.

10. Una vez recubierto todo el melocotón añadirlo a la sartén y freír durante 5 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando para evitar que se queme.

11. Añadir el azúcar y dejar en la sartén otros 5 minutos hasta que los melocotones estén más blando y a punto de deshacerse. Remover el azúcar constantemente porque se quema muy rápido.

12. Traspasar el melocotón al molde que vamos a usar para la tarta. Yo suelo usar molde de un solo uso para este tipo de tarta porque limpiar la fruta después es una pesadilla.

13. Sacar la cobertura crujiente del congelador y esparcirla por encima del melocotón. Presionar un poco la superficie para asegurarnos que quede compacta y el relleno de la fruta no rebosará.

14. Calentar en el horno durante unos 25 – 35 minutos.

15. Una vez fuera del horno, dejar reposar unos 10 o 15 minutos más antes de servirlo.

Enviadnos vuestras sugerencias culinarias acompañadas de fotografías a production@padiproductions.com y las publicaremos en nuestra página cada viernes.

Etiquetas: , , , , , ,