<<< Volver

Gambas picantes con arroz y ensalada

Receta de Sara Gibbings

Me encanta esta receta, es sana y combina el sabor de las gambas ligeramente picantes y el frescor de la ensalada crujiente. Si se prefiere que el plato no sea picante, no hace falta incluir el chile rojo.


Zingy Prawns, Rice and Salad Gambas picantes con arroz y ensalada

Tiempo de elaboración: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos

300 gr de gambas medianas sin pelar
4 dientes de ajo
1 chile rojo (jalapeño)
Pimentón
Aceite de oliva virgen extra
1 taza grande de arroz integral
½ bolsa variada de ensalada o una mezcla de varios tipos de lechugas
1 zanahoria pequeña
1 aguacate pequeño
1 cebolleta
Tomates cherry
Para la vinagreta: 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, el zumo de medio limón, vinagre balsámico, sal y pimienta al gusto.

• Lavar el arroz antes de cocinarlo.

• Añadir el arroz en una cacerola con agua hirviendo, cuando vuelva a hervir, bajar el fuego y dejar cocer a fuego lento entre 15 y 20 minutos. Remover de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo.

• Preparar la ensalada mientras se cuece el arroz.

• Enjuagar y escurrir la lechuga, la zanahoria y los tomates.

• Colocar la lechuga y los tomates en un bol.

• Pelar y rallar la zanahoria, y añadirla al bol de ensalada.

• Cortar la cebolleta por la parte blanca a trozos muy pequeños y añadir a la ensalada.

• Cortar el aguacate por la mitad, quitar el hueso y la piel. Cortar en trozos pequeños y añadir a la ensalada.

• Preparar la vinagreta en un vaso o en una taza aparte. Añadir sal y pimienta al gusto.

• Aliñar la ensalada con la vinagreta y mezclar todos los ingredientes en el bol.

• Lavar bien las gambas y dejarlas escurrir.

• Picar el ajo y el chile, con mucho cuidado de no llevarse los dedos a los ojos o a la boca porque el chile pica mucho.

• En un wok o en una sartén grande, calentar el aceite a temperatura alta.

• Cuando el aceite esté caliente, añadir el ajo y el chile y remover constantemente para evitar que se quemen.

• Al cabo de un minuto, añadir las gambas y dejarlas al fuego unos 2 ó 3 minutos por lado. Sabemos que las gambas están cocidas cuando pierden la transparencia y se vuelven un poco más rosadas y toman un color más blanco. Al final de todo, añadir el pimentón. No hace falta añadirles más sal por que las gambas frescas todavía conservan el toque salado natural del mar.

• Mientras se cocinan las gambas, escurrir el arroz y servirlo en otro bol.

• Servir las gambas inmediatamente después de apagar el fuego y comerlas al momento, ya que las gambas se enfrían muy rápido.

Enviadnos vuestras sugerencias culinarias acompañadas de fotografías a production@padiproductions.com y las publicaremos en nuestra página cada viernes.